Que todos los días sean 8 de Marzo

“Perdóname que me muera pero nadie me contó que un día serías tú quien acabara desalojándome, matándome de sed o dejándome pudrir en este florero del rincón. Perdona si no puedo perdonarte, porque me prometiste un mundo y lo dejaste caer como polvo sobre mis manos; porque mi lucha es una lucha a veces contra […]

Oh, blanca navidad

Tendría que estar terminando varios essays de la universidad, enviando mails de trabajo y mil cosas más, pero el otro día vi estas tres genialidades por internet y no quiero dejar de compartirlas por aquí. Porque molan y me encantan, y escribir y compartir cosas me da vida. (mami, no me mates)